lunes, 9 de mayo de 2011

Teoría de Tichy (Administración del Cambio Estratégico)

Esta teoría significa un esfuerzo de integración de las intervenciones estratégicas.
Las organizaciones están compuestas por tres sistemas: técnicos, políticos y culturales. Las herramientas con que cuentan, tales como estrategia organizacional, estructura y administración del talento humano, pueden ser utilizadas para alinear estos tres sistemas entre sí y con el medio.
Tichy parte de la observación de que muchas organizaciones están experimentando grandes cambios en el ambiente y enfrentándose a situaciones de incertidumbre, en ocasiones con estructuras y estrategias obsoletas, por lo cual deben entender mejor los cambios estratégicos. Además de afirmar que algunos administradores y consultores tienden a limitar su visión del cambio estratégico utilizando únicamente una perspectiva y olvidando a otras.
Los sistemas técnicos, políticos y culturales están interrelacionados y forman un sistema organizacional mayor, ya que algunos consultores ven el problema o situación a la que se enfrenta la empresa como un problema de producción, de sistemas o político, por lo cual es importante mantener los tres sistemas alineados para enfrentar las presiones del ambiente. Lo que significa que los sistemas deben apoyarse entre sí, no trabajar de manera aislada e independiente.
Tichy presenta tres herramientas básicas para alinear los sistemas técnicos, políticos y culturales:
a.- La misión y estrategia de la organización.
b.- La estructura y los procedimientos administrativos.
c.- Las practicas de administración de recursos humanos.

Estas herramientas pueden ser usadas para modificar o ajustar cualquiera de los tres sistemas. Típicamente, los ajustes técnicos, políticos y culturales, se presentan en ciclos. Existen muchas organizaciones que invierten mucho tiempo y recursos en estructurar y ajustar su sistema de producción.
Tichy recomienda los siguientes tres pasos para cambiar una organización desde su condición presente hasta un posible estado futuro:
-      Desarrollar una imagen de la organización deseada con su correspondiente alineación de los sistemas técnicos, políticos y culturales. (armar escenarios).
-      Analizar de manera separada cada uno de los tres sistemas.
-      Elaborar un plan para unir nuevamente los tres sistemas.

Para lograr los objetivos planteados existen múltiples enfoques, uno de ellos es la consultoría, por medio de intervenciones precisas en las áreas críticas en función de corregir elementos que produzcan distorsión en el desenvolvimiento fluido de los procesos. A continuación un pequeño bosquejo de cómo realizar la actividad cuyos resultados dependerá de la buena voluntad por parte de los actuantes.

 Conferencias de Investigación.

Este tipo de intervención implica reunir a toda la organización con la finalidad de clarificar los valores claves de la empresa, así como desarrollar nuevas maneras de percibir los problemas para articular una nueva visión de la organización.
Esta intervención es una poderosa herramienta para crear conciencia de los problemas organizacionales y las oportunidades actuales, así como para evaluar las directrices para llevar a cabo acciones futuras.
La operatividad de esta intervención implica la participación de todos los miembros de la organización, así como a los accionistas. Se debe realizar fuera del lugar de trabajo y en día no hábil, en sesiones que puedan durar dos o tres días. Ello no significa que los participantes deban estar recluidos esos días, dado que ello incrementaría los costos y dificultaría la operatividad de la intervención.
Estas sesiones se pueden llevar a cabo en horarios matutinos o vespertinos, lo cual permite al personal que retorne a su casa para continuar al día siguiente.  El objetivo de esta reunión es reflexionar sobre los logros y fracasos de la organización y analizar las causas de ello. Así se verificaran las experiencias anteriores y se podrá apreciar objetivamente la situación actual e investigar las posibles alternativas y estrategias que la empresa puede seguir.
Esta es una intervención reciente y representa una combinación de análisis del medio ambiente, desarrollo de ejercicios de “visión al futuro”, y además aplicar conceptos relacionados con el enfoque del sistema abierto.
La secuencia en que se debe aplicar esta intervención comprende los siguientes pasos:
- Preparación para la conferencia: sensibilización del personal por parte del consultor.
- Conducción de la conferencia: el consultor debe ser lo suficientemente hábil para coordinar la sesión de todo el personal d la agencia.
- Seguimiento de las expectativas creadas en la sesión de reflexión: esta tarea compete tanto al consultor como a la alta dirección de la empresa.

Administrando la Diversidad de Fuerzas de Trabajo.

Este programa de cambio pretende diseñar ciertas prácticas de recursos humanos enfocados a satisfacer diversas necesidades humanas. Importantes tendencias tales como el incremento del número de mujeres que trabajan, el desplazamiento de la población rural hacia las ciudades y los cambios en el nivel de escolaridad de los obreros, son factores que obligan a concretar con urgencia la práctica de políticas flexibles que permitan que la empresa se adapte a los cambios cada vez mas acelerados del entorno.
Es indudable que el nivel de escolaridad, sexo, edad e incluso la región a la que pertenezca, son factores que modifican el comportamiento del personal y por ende, la manera en la que se debe abordar determinada situación laboral.
Tanto la organización como el consultor deben diseñar un atractivo programa de apoyo a los empleados que les ayude a desempeñar de manera más adecuada su trabajo.

Desarrollo Transorganizacional.

Las tendencias del mundo real están orientadas hacia la globalización. Esta tendencia impulsa a diversos países a unirse para incrementar su competitividad. Se han creado bloques comerciales como la Unión Europea, la Cuenca del Pacifico o tratados de libre comercio entre países como México, Estados Unidos y Canadá.
Este fenómeno influye también sobre esta intervención, mediante el cual diversas organizaciones concretan convenios de colaboración mutua. Estos acuerdos se conocen como “alianzas estratégicas”.
Estos convenios de colaboración son cada vez más comunes, ya que permiten apreciar de manera integral la problemática de las organizaciones involucradas.
Estas tendencias se han extendido hacia las instituciones educativas que realizan convenios con organismos empresariales que benefician ambas partes, ya que los alumnos pueden realizar prácticas a su servicio social en las organizaciones y estas mantenerse actualizadas.
Actualmente es común ver alianzas estratégicas, fusiones o adquisiciones, como las llevadas a cabo por las Instituciones Financieras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada